{mini}Versión para imprimir

English · Español

12 de diciembre de 2012 | | | |

La ocupación no se detiene

Entrevista con Sahar Francis, directora de Adamir, una de las organizaciones palestinas recientemente allanadas por el Ejército israelí

En las cárceles de Israel existen más de 4500 presos políticos palestinos. Las condiciones de estos reclusos son deplorables. Allí, reciben malos tratos, son torturados y no tienen una adecuada asistencia en salud. Esto lleva a que muchos de ellos desarrollen enfermedades graves, y que en algunos casos mueran en estas cárceles.

Esta es una de las tantas denuncias sobre los presos políticos palestinos que realiza Adamir, una de las tres organizaciones que fueron allanadas por el Ejército israelí el martes 11 de diciembre. Además de esta organización, las fuerzas israelíes irrumpieron en las sedes del Sindicato de Comités de Mujeres Palestinas y la Red de Organizaciones No Gubernamentales palestinas. La razón de esta acción se atribuye a la participación de estas organizaciones en el reciente Foro Social Mundial Palestina Libre.

Precisamente en esta instancia, Radio Mundo Real entrevistó a Sahar Francis, directora de Adamir. Además de lo mencionado anteriormente, Francis denuncia la existencia de varios tipos de castigos a los prisioneros palestinos en cárceles israelíes: aislamiento por largos períodos, multas que van de 50 a 100 dólares, visitas familiares prohibidas. En el caso de la Franja de Gaza, todos los presos palestinos tienen prohibido ver sus familiares desde hace 6 años.

Según relata Francis, quién es además abogada especialista en Derechos Humanos, de estos miles de presos, apenas una pequeña minoría está involucrada en actividades militares o en la lucha armada. La mayoría de estos reclusos, fueron capturados debido a su activismo político y humanitario. Israel afirma que sus organizaciones están vinculadas a grupos como Hamas, la Jihad Islámica o en algunos casos Fatah, y pasa a considerarlas como organizaciones terroristas. Pero la mayoría de los presos palestinos son personas que se encontraban luchando contra el muro construido por Israel, contra los asentamientos, o que eran activistas políticos en sus comunidades. En el mismo sentido, Francis denuncia que la militancia estudiantil es considerada ilegal por Israel, y es la razón por la cual varios estudiantes palestinos son presos durante períodos que oscilan entre uno y dos años.

Los presos políticos palestinos son juzgados en las cortes militares israelíes o en el sistema civil, y para Francis, en ninguno de estos sistemas hay garantías de que se realicen juicios justos, entre otras cosas, debido a que trabajan de acuerdo a órdenes militares, “con leyes muy discriminatorias hacia los palestinos, y con castigos impuestos por estas cortes bastante fuertes”.

Finalmente, acerca del Foro Social Mundial Palestina Libre, Sahar Francis expresó su satisfacción al constatar la participación de distintos movimientos sociales de América Latina, Europa y África. Sostuvo que es una muy buena oportunidad para crear estrategias en relación a la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS), considerando que es una herramienta muy fuerte de resistencia pacífica que se puede hacer junto al pueblo palestino y que no debe restringirse a los países árabes.

La abogada y activista consideró además que la instancia del foro sirve para impulsar que los movimientos sociales lideren otras acciones en sus países, tales como responsabilizar a los criminales de guerra israelíes a nivel legal o denunciar las empresas que tienen relaciones con la industria de la ocupación israelí en los territorios palestinos.

Foto: Coletivo Catarse

(CC) 2012 Radio Mundo Real

Mensajes

¿Quién es usted?
Su mensaje

Este formulario acepta atajos SPIP [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> código HTML <q> <del> <ins>. Para separar párrafos, simplemente deje líneas vacías.

Cerrar

Radio Mundo Real 2003 - 2018 Todo el material aquí publicado está bajo una licencia Creative Commons (Atribución - Compartir igual). El sitio está realizado con Spip, software libre especializado en publicaciones web... y hecho con cariño.